martes, 25 de septiembre de 2007

Higiene y Educación Sanitaria


CAPITULO I, EL PAPEL DE LA MUJER

La mujer viene al mundo provista ya de tales dotes que, a lo largo de toda su vida, le permitirán cumplir con la misión más abnegada: proteger, consolar y curar a quienes la rodean, dentro o fuera de su círculo familiar.

Sin embargo, nunca llenará del todo esas funciones si no tiene la preparación necesaria. Para consolar y dar ánimos puede bastarle su ternura; para proteger y cuidar necesita conocimientos técnicos, por elementales que sean.

Sobre todo en el campo y en los pueblos pequeños cae sobre ella la responsabilidad de hacer frente a las enfermedades y a los accidentes desgraciados; de ayudar al médico y poner en práctica sus órdenes. Incluso, al hacerse cargo del hogar, tiene que organizarlo de modo que las dolencias apenas puedan atacarlo.

Por eso nadie debe regatear los medios para que en toda familia haya una mujer con la preparación suficiente. El mismo Estado deno podrá sentirse satisfecho de su labor sanitaria hasta poner todos sus recursos al servicio de esta finalidad.

Higiene y Educación Sanitaria.
Orientación Profesional Femenina
Editorial Santillana 1966

Posted by Picasa

1 comentario:

  1. ¡Aich, qué miedito! Me ha recordado un antiguo contrato de maestra que supongo que ya te habré enviado. ¡Viva la Mayo del 68!

    ResponderEliminar

Y tú ¿Qué opinas?