jueves, 17 de julio de 2008

Hacia la fundación. Isaac Asimov

Como sobre la serie Fundación se puede encontrar mucho, sólo cuatro extractos de esta novela. Sobre las relaciones humanas:
No hay respuestas sencillas. En mi vida ha habido varios individuos cuya
presencia facilitaba mis pensamientos y me hacían más agradable reaccionar y dar
respuestas. He intentado evaluar la facilidad con que reaccionaba en su
presencia y evaluar la facilidad con que reaccionaba en su presencia y las
dificultades que experimentaba después de su ausencia definitiva para averiguar
si el balance global era positivo o negativo. Entretanto una cosa me quedó
clara: el placer de su compañía superaba con mucho el dolor de su pérdida, por
lo que en conjunto creo que es mejor experimentar y sentir el presente que
privarte de ello.
Sobre el medio ambiente:
He encontrado tiempo libre para hacer algunas investigaciones al respecto y me
parece un caso de equilibrio inestable. Un mundo con poca población como el que
describo [basado en en el sector primario], o empobrece hasta convertirse en un
planeta moribundo con un nivel cultural primitivo..., o se industrializa. Cuando
el desarrollo alcanza un punto determinado, se inclina hacia una dirección u
otra, dándose la casualidad de que casi todos los mundos de la galaxia se han
inclinado hacia la industrialización. [...] Ahora asistimos a los resultados de
ese exceso en una dirección. El Imperio no podrá subsistir durante mucho tiempo
porque se ha..., recalentado. No se me ocurre otra palabra.


Sobre la religión:
-¿Crees en los dioses?
-¿En qué?
-En los dioses.
-No había oído nunca esa palabra. ¿Qué son?
-No es una palabra del idioma galáctico. Influencias sobrenaturales... ¿Qué
me dices de eso?
-Oh, influencias sobrenaturales... ¿Por qué no usaste esas palabras desde
el principio? Por definición, algo es sobrenatural si existe fuera de las leyes
de la Naturaleza y no hay nada que pueda existir fuera de esas leyes. ¿Te estás
convirtiendo en un místico?


Sobre el gobierno:
Actualmente mi control sobre el Imperio [como primer ministro] es mucho
mayor del que pueda ejercer él [el emperador], y yo también puedo hacer muy
poco. Hay miles de millones de personas en todos los niveles del gobierno, y
todas toman decisiones, todas cometen errores, unas actúan de forma prudente y
heroica, y otras de forma estúpida y poco honrada.

Quien quiera puede cambiar unas palabras por otras y aplicarlo al mundo actual y real, para pensarlo y estar a favor, en contra o todo lo contrario.

1 comentario:

  1. Me pregunto si nos habremos puesto todos de acuerdo para leer a Asimov... a mi por lo menos me ayuda a dormir antes ;-)

    ResponderEliminar

Y tú ¿Qué opinas?