miércoles, 6 de agosto de 2008

El chiste cruel de Agosto

Un chaval sin brazos ni piernas y un poco retrasado va con su madre por la calle rumbo a la iglesia. Entonces se les cruza una muchacha bonita y le grita el chico desde la silla de ruedas:

- Tía buena! Te voy a meter un pollazo que vas a olvidar tu nombre, hija de la gran puta, polvazo con patas!

La madre, escandalizada, le dice:

- Pedrito! No digas barbaridades, que Dios te va a castigar!

-De veras? Y qué va hacer? Despeinarme?

5 comentarios:

  1. Este es chico que es colega de todos? Lo digo porque todos le llaman "tronco"

    ResponderEliminar
  2. Dios!!
    Como nos puede llegar a gustar la crueldad eh?

    Recuerdo en una excavación contando chistes sobre victimas de ETA sin saber q una xca tenia un novio Guardia Civil... cosas q passan!

    ResponderEliminar
  3. Glamboy69 ¿y qué más da que sea Guardia Civil? Se le cuenta el chiste dos veces y ya verás como al final lo pilla :-D

    ResponderEliminar
  4. Dios es misericordioso, pero si se pone bacilón .... podría castigar al chico en cuestion con una impotencia severa .... de esas que no dejan lugar ni a que se empine cuando se quiere mear ....

    Eso si que seria un castigo ..... Dios no lo quiera .....

    ResponderEliminar

Y tú ¿Qué opinas?