domingo, 23 de noviembre de 2008

El puerto de Karaköy patas arriba

El puerto estambulí de Karaköy amaneció ayer (22.11.08) boca abajo, literalmente.



Se trata de una estructura de dos plantas que acoge el principal puerto urbano de Estambul en conexión entre ambas orillas del bósforo parte de las oficinas de la autoridad de transporte fluvial de pasajeros y uno de los radares más importantes de la ciudad.

Alrededor de las 20:00 del día 21 se empezó a notar como la estructura flotante escoraba sensiblemente y que el agua llegaba al nivel del muelle de acceso a los ferrys.



Video aqui

Durante la noche el edificio siguió girando hasta volcarse completamente. Ayer por la mañana ya se podía ver el edificio invertido junto al puente de Gálata. Como se ve en esta foto.




Posted by Picasa

sábado, 22 de noviembre de 2008

Desde Estambul: Un electrodoméstico completo

Hace tiempo que quería compartir esta maravilla, es la genuina cocinillalavavajillas de mi piso de Estambul. El único electrodoméstico que se conecta a todos los servicios de la casa. Gas, agua y electricidad en un solo aparato. No creo que haya nada más que añadir.

Posted by Picasa

viernes, 14 de noviembre de 2008

La frase de: Housing + Singular Housing

"El conjunto tiene 21 plantas, cada una formada por cinco apartamentos, excepto la última con cinco áticos"

Del libro "Housing + Singular Housing" de J. Salazar y M. Gausa de la editorial Actar. Que conste que el libro es muy bueno y me resulta útil.

lunes, 3 de noviembre de 2008

Un mundo feliz, A. Huxley.

A veces coges un libro y de repente parece que te esté hablando a ti, justo en el momento y el espacio adecuado. En este caso h sido el prólogo a "Un mundo feliz" de Aldoux Huxley, que ya tocaba releer.

El remordimiento crónico es un sentimiento sumamente indeseable. Si has obrado mal, arrepiéntete, enmienda tus yerros en lo posible y encamina tus esfuerzos a la tarea de comportarte mejor la próxima vez. Pero en ningún caso debes entregarte a una morosa meditación sobre tus faltas. Revolcarse en el fango no es la mejor manera de limpiarse.
No tiene nada que ver con el libro, así que volveré sobre mis pasos más adelante para hablar de el libro y no de mí.