lunes, 3 de noviembre de 2008

Un mundo feliz, A. Huxley.

A veces coges un libro y de repente parece que te esté hablando a ti, justo en el momento y el espacio adecuado. En este caso h sido el prólogo a "Un mundo feliz" de Aldoux Huxley, que ya tocaba releer.

El remordimiento crónico es un sentimiento sumamente indeseable. Si has obrado mal, arrepiéntete, enmienda tus yerros en lo posible y encamina tus esfuerzos a la tarea de comportarte mejor la próxima vez. Pero en ningún caso debes entregarte a una morosa meditación sobre tus faltas. Revolcarse en el fango no es la mejor manera de limpiarse.
No tiene nada que ver con el libro, así que volveré sobre mis pasos más adelante para hablar de el libro y no de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú ¿Qué opinas?